El traje del muerto – Joe Hill

Título: El traje del muerto
Autor: Joe Hill
Número de páginas: 400

153025
Esta es la historia de Jude Coyne, un rockstar con tendencia a coleccionar objetos extraños, que después de perder a dos miembros de su banda, decide retirarse a vivir en una mansión.
Le gusta conservar los regalos poco usuales que le han hecho sus fans, como un libro de recetas caníbales y demás cosas macabras. Además, su asistente, Danny, se encarga de hacer ese tipo de compras. Un día, navegando por internet, ve que se está subastando el traje de un muerto; fascinados por lo sobrenatural y por lo que esto pueda representar, deciden entrar en la subasta, y terminan ganándola.

A los días, reciben el traje dentro de una caja con forma de corazón (Heart Shaped Box, sí como la canción de Nirvana) y de pronto empiezan a tener actividad sobrenatural en su mansión. Jude es algo malhumorado, indiferente a la vida y a sus parejas, parece sólo tener amor para Bon y Angu; sus dos perros. Naturalmente, no cree que en realidad, ande rondando por su casa un fantasma llamado Craddock McDermott. No diré qué hace ahí ese señor porque es algo que el protagonista va descubriendo de la mano de su actual pareja:  Georgia, una chica de aspecto gótico, con afición a los rockstars y a lo paranormal. Juntos van a descubrir si hay manera de deshacerse de ese ser que parece no tener piedad ante cualquier cosa que se le cruza. Craddock es un espectro muy original, por cierto, terrorífico y acosador.

Un dato interesante es, que Jude, suele llamarle a sus parejas con el nombre de su estado: Florida, Georgia, por ejemplo. Es algo que define esa frialdad con la que maneja sus relaciones. Con el paso de la historia, vemos que el personaje principal sufre de una transformación, a raíz de lo que descubre.

Joe, tiene una manera muy concisa de narrar la historia, sin perderse demasiado en detalles, rápidamente pasa a la acción. No se detienen en análisis o en frases con tintes filosóficos. Te cuenta la historia tal cual. La convivencia con lo paranormal se vuelve usual, tanto que, a mitad del libro, se le pierde el miedo al espectro y da entrada a otro tipo de temas alarmantes.

Es una historia corta, que mantiene el ritmo y asusta en ratos, aunque el final se siente apresurado pero, en general, la novela cumple con entretener y asustar. La novela tiene un ambiente rockero, pues, el protagonista vive en este magnífico mundo desde siempre y sus relaciones en la vida están conectadas a este estilo de vida. Es el primer título que leo de Joe Hill y me dejó con ganas de conocer más sobre lo que puede crear el autor, ya con más madurez.

Anuncios

Mis hábitos de lectura (Book Tag)


¿Tienes un lugar específico para leer en tu casa?
Mi cama, siempre leo antes de dormir. Y aprovecho cada tiempo muerto: en el transporte, en el dentista, etc.

 

¿Marcapáginas o una pieza de papel al azar?
Siempre uso separador. Me da ¨cosa¨ agarrar cualquier papel y meterlo en el libro, aunque sí lo he hecho. Existe como este separador líder, que va en la lectura que más me está gustando.

¿Puedes parar de leer o tienes que detenerte luego de un capítulo o un determinado número de páginas?
Paro en cualquier línea; soy un desastre. Siempre que paro, siento culpa porque sé que debería ser más ordenada.

¿Comes o bebes mientras lees?

No me representa ningún problema tomar café, té o comer chocolates mientras leo. El problema es cuando se ha llegado a caer el té en la cama; adios concentración. Hasta desayuno con los libros (qué mal).
22883956_10155761992927521_1440264626_o.jpg

¿Ves televisión o escuchas música mientras lees?
Ver la televisión mientras leo no tiene mucho sentido pero sí he llegado a escuchar música instrumental, especialmente cuando leo libros de fantasía o terror. ¡Me encanta ambientar!

¿Un libro a la vez o varios al mismo tiempo?
Este es un problema grave que no puedo solucionar. Tengo la mala costumbre de abrir dos libros o hasta tres a la vez e ir leyéndolos, uno en el baño, otro para llevarme cuando salgo, otro electrónico, claro que termina a veces con una confusión de personajes, locaciones y hasta autores.

¿Leer en casa o en cualquier parte?
En casa me concentro más pero me da igual, leo en cualquier parte.

¿Leer en voz alta o en tu cabeza?
Me gusta mucho leer en voz alta, es extraño cuando alguien me encuentra haciéndolo. Sobre todo relato y poesía.

¿Alguna vez lees páginas adelantadas o te saltas algunas?
Me he encontrado haciendo eso cuando releo un libro pero cuando es un libro nuevo no me parece muy cuerdo hacer eso, ¿para qué leerlo entonces?

¿Romper el lomo o dejarlo como nuevo?
Me gusta curar libros, no romperlos pero, me emociona ver el proceso de lectura en un libro. Me asustan los libros todos nuevecitos, casi sin ser tocados. Por eso casi nunca pido libros prestados, para no estresarme cuidándolos. Tampoco tengo ediciones tan caras y saco muchos de la biblioteca, quizá eso tenga que ver… 

¿Escribes en tus libros?
Antes lo hacía muy seguido, pero ahora siempre estoy pensando en que algún día los donaré o regalaré y me controlo más. Aunque siempre subrayo. Pienso volver a retomar esos diálogos.

22908298_10155761979022521_1167534324_o

El libro del cementerio – Neil Gaiman

51tAOAlaH7L._SX334_BO1,204,203,200_.jpg

Titulo:  El libro del cementerio
Autor: Neil Gaiman
Páginas: 312

¡Ya le tenía muchas ganas a esta novela! ¿Qué mejor excusa para leerla que octubre?

El mundo de Gaiman y sus libros es vasto. Parece imposible alcanzarlo con todo lo que escribe y lo que hace relacionado a la literatura. Su pasión para escribir se detona en este libro; te despierta las ganas de leer más de sus obras. Y es uno de esos libros que dan ganas de leer bajo la luz de unas velitas y para los más pequeños. La historia que se nos cuenta es muy original. Un asesino, llamado Jack, arremete contra una familia, asesinando a casi todos los miembros, sobreviviendo sólo un bebé, que llega gateando a un cementerio, donde encuentrará refugio y es cuidado por parte de los fantasmas que lo habitan. Es adoptado por los señores Owens, los cuales nombran al niño Nobody Owens (Nadie Owens)  y lo nombran así porque ellos creen que es especial y no se parece a nadie. Los capítulos nos van a hacer parte del crecimiento de Nobody, hasta sus quince años, de las reglas del cementerio y de sus aventuras. Dentro de las historias, hay vampiros, fantasmas, brujas, etc.  Los entes del cementerio le prestan ciertas habilidades a Nobody y de esa manera sus aventuras se vuelven más interesantes. Veremos crecer al personaje hasta que llega la hora de que él entienda y conozca el mundo de los vivos.

Gaiman, tiene una imaginación fresca que no tiene límites. Su prosa en El libro del cementerio es deliciosa, delicada y nostálgica. Con su narracción, da prueba de su creatividad abismal. Hace que te enamores de sus personajes y de la lengua inglesa, tiene reflexiones profundas sobre la muerte, es gracioso e ingenioso para escribir. Te adentra a una atmósfera macabra y envolvente pero a su vez, agradable y tierna. Es de lectura amena y corta. Un libro precioso por donde se mire y recomendado para todas las edades. ¡Ya quiero leérselo a mis catorce sobrinos! Y a mis futuros hijos, si algún día me animo a tenerlos.

“You’re alive, Bod. That means you have infinite potential. You can do anything, make anything, dream anything. If you can change the world, the world will change. Potential. Once you’re dead, it’s gone. Over. You’ve made what you’ve made, dreamed your dream, written your name. You may be buried here, you may even walk. But that potential is finished.”

“Tú estás vivo, Bod. Eso significa que tienes un potencial infinito. Puedes hacer cualquier cosa, llevar a cabo cualquier cosa, soñar cualquier cosa. Si tú cambias el mundo, el mundo cambiará. Potencial. Cuando uno está muerto, se pierde. Se acabó. Tú habrás hecho lo que hayas hecho, soñado tu sueño, escrito tu nombre. Podrás ser enterrado aquí, podrás incluso pasear por aquí. Pero aquel potencial se acabó”.

Booktag: IT (Stephen King)

Georgie: Un libro que hayas perdido.
Una vez perdí en una biblioteca este tomo que reúne tres libros de Rius. Para mi fortuna, vi pasar a un chico con el libro bajo el brazo, le platiqué la historia y él, avergonzado me lo regresó. Me alegro de haberlo encontrado puesto que son libros que me hacen reír mucho.

22522246_10155727460137521_1353965686_o.jpg

 

Bill “El Tartaja”: Un libro que hayas pausado varias veces.
El que he pausado más últimamente es el M-mu-murmullo de las Abejas, y no porque sea un libro aburrido, sino porque lo estoy leyendo despacio y porque se me encimaron otras lecturas más atractivas. Lo retomaré pronto.

20728151_10155557720157521_3122304179337478566_n.jpg

 

Ben Hanscom: Un libro gordo.  
El hombre que amaba a los perros de Leonardo Padura. Una novela de ficción histórica con un grosor que impone rechazo de mi parte, pero que está en mi lista de pendientes.

22556093_10155727461097521_902882076_o.jpg

 

Beverly Marsh: Un libro que haya dado en el blanco.
Cien años de soledad. A parte de ser un libro que me agrada en todas sus partes, llegó en el momento adecuado.

>Richie Tozier: Un libro chistoso o gracioso.
Kafka en traje de baño de Franco Félix y no porque el autor sea gracioso sino porque el planteamiento en sí, suena absurdo y chistoso, además del título y la portada.

22007300_10155684944317521_5864938678451343648_n


>Eddie Kaspbrack: Un libro débil o aburrido.
La fontana sagrada de Henry James. Con todo y la bellísima edición Valdemar, lo dejé a las 50 páginas.

fontana_0.preview.jpg

 

Mike Hanlon: Un libro con muchas referencias a otros libros.
Los detectives salvajes de Roberto Bolaño. El libro tiene referencias a poemas, corrientes literarias, libros, poetas, etc. Es un libro del que se aprende bastante. 

22008373_10155681162282521_239792066496255183_n

 

Stanley Uris: Un libro que te haya dado miedo.
La condesa sangrienta, de Alejandra Pizarnik. A pesar de que no te da ese miedo que te hace saltar, las acciones sádicas de la condesa son terroríficas. ¡Las ilustraciones son geniales!

cover-condesa-pocket.png

La Tortuga: Un libro milenario o el más viejo de tus estanterías.
El otoño del patriarca, de Gabriel García Márquez, que aún no he leído. Es tan viejito que ya se está deshojando. Qué ironía.
22556036_10155726010532521_1635967176_o.jpg

>Pennywise: Un libro de terror.
Aquí tengo que recomendar IT, la razón de éste booktag. Es una novela que va más allá del terror. Requiere de paciencia por sus tiempos narrativos y por los excesivos detalles dentro de la historia, pero esconde gran calidad en sus páginas. Te invita a pensar y reflexionar sobre temas tan relevantes como la homofobia, el descuido, la discriminación, la sobreprotección, la violencia, las enfermedades, la amistad y el amor… Es un libro que te hace enamorarte de cada persona. Y claro, tiene capítulos llenos de terror intenso.

21768133_10155681124287521_29289608125779987_n

 

 

La Cruz de Clavos – Jaime García Chávez, Irma Campos Madrigal

21682470_10155654878827521_463270685_o.jpg

La Cruz de Clavos que se encuentra por el centro de Chihuahua, no pasa desapercibida.  Serás testigo — quieras o no — del dolor que desprenden los clavos y las sonrisas marchitas de los maniquíes posados al sol. Del dolor de las familias que jamás se recuperarán y de la tristeza de los funerales a la espera. Pasar por ahí, te transformará y te hará escuchar las voces que todavía buscan hacer justicia.

Hace unos años cuando pasé por primera vez no pude evitar detenerme y penetrar en el dolor de tantas mujeres y de sus seres queridos. Y aunque alguien pasara de largo, la cruz es tan helada que su atmósfera de horror le envolvería.

Hoy, tocó una lectura que duele. Una lectura que debe de existir; para no olvidar. Aunque algo exista físicamente —como La Cruz — para dar fe de la lucha contra los feminicidios cometidos en Ciudad Juárez y en Chihuahua necesitamos palabras, como las que se reúnen en este libro para darle visibilidad a los crímenes.
Este libro, escrito por varios colaboradores, entre ellos, el activista Jaime García Chávez y su esposa Irma Campos Madrigal fue hecho para explicar la existencia y el proceso de creación de la cruz. Un proceso en el que se unieron las voces de madres, de escritores, de poetas y artistas para apelar a la resistencia y para exigir una respuesta. Para edificar un espacio donde los nombres de tantas mujeres sean respetados y mencionados. Ya no es un secreto el feminicidio de Ciudad Juárez. Todos sabemos por lo que tienen que pasar aquellas mujeres y sabemos, de sobra, la negligencia y el silencio por parte de las autoridades. En parte, nos hemos enterado por el trabajo colectivo que han hecho ciertos grupos de activistas que se han parado, por horas, para conseguir un poco de atención y solidaridad. También porque un exterminio de este tamaño no podía permanecer en silencio. En algún momento la pelona iba a mostrar la sonrisa.

La Cruz tiene una serie de símbolos. Un alambre de púas, que nos lleva a los campos de concentración y a las prisiones. La carta de identidad ciudadana; símbolo de promesa democrática. Una máquina de coser, una bata que representa la línea de producción de la maquiladora, un sostén deshilado, tacones, blusas, cachitos de la vida material de estas mujeres que ya han quedado atrás, como fotogramas melancólicos para sus familias.

21769435_10155654879867521_557087192_o

En la Cruz de Clavos podemos ver imágenes de pintores como:

¨La pubertad cercana¨ de Max Ernest.

image085.jpgmarx erns.jpg

¨El grito¨de Rufino Tamayo. 

download
Entre las obras plásticas se encuentra la impactante ¨Como la arena en mis venas, como el negro en mi boca¨ de la chilena Graciela Aranis-Brignoni.

21640405_10155654878547521_540371293_o.jpg

Además, en el libro encontramos frases de poetas como Octavio Paz, específicamente, se recuerdan sus palabras sobre las máquinas de producción.

Los activistas a cargo de alzar la voz en contra de los feminicidios, han reclamado justicia por medio del arte, de la poesía, y de la oratoria. No han sido escuchados…después del silencio de los que tienen el poder, sólo han encontrado ruinas, amenazas, y atentados.

En el libro también nos vamos a encontrar con el activismo de «Las mujeres de negro». Mujeres pertenecientes a diferentes organizaciones que han luchado en contra de la violencia de género y añoran el derecho a una vida sin violencia. Este grupo de mujeres iniciaron la campaña ¨Ni una más¨.
Ellas fueron esas palabras necesarias, para dar visibilidad a las injusticias. Desprotegidas, amenazadas por ser mujeres con voz, de la mano de muchos hombres también y siempre de pie, aún siguen alzando la voz.

21682623_10155654879192521_1711783127_o.jpg ¨Las mujeres de negro¨

Hoy que las muertes continúan y se siguen redactando en los periódicos, el libro hace ruido… se escucha como se clava en la cruz el siguiente clavo y como en el corazón de esta, continuamos añadiendo nombres. Desde lejos, aunque no nos paremos a ver la Cruz de Clavos, nos llega su atmósfera de terror. Y el único grito que se escucha esta noche es ¨NI UNA MÁS¨.

 

21767009_10155654878652521_963853738_o.jpg

BookTag: Por amor a los clásicos.

1. ¿Por qué lees clásicos y con qué frecuencia?

Los clásicos son más que las ruinas de la humanidad, es como si estuviera observando al ser humano pasado, sus pensamientos, sus pasiones y miedos, todo en sus páginas. Son libros que han tocado a tantos lectores con los mismos cuestionamientos. Me gusta el recorrido que han hecho para llegar a nosotros.

 Trato de leer clásicos con frecuencia, aunque, he de confesar que últimamente, cuando elijo libros es como si entrara a la fábrica de chocolates de Willy Wonka. No me planteo si estoy leyendo clásicos. Desde hace casi dos años he escogido una variedad increíble de géneros literarios y me he dado la oportunidad de conocer historias y autores. Así que diría que leo un clásico cada tres meses y con eso estoy contenta. Eso sí, casi no opino en el blog sobre los clásicos que leo; siento que ya todo se dijo.

Para responder sobre los clásicos me voy a basar en el concepto que Italo Calvino explica por acá, en el aspecto de universalidad y no tanto en la antigüedad de los libros:
http://urbinavolant.com/archivos/literat/cal_clas.pdf

2. ¿Hay algún período, lugar o cultura del que no has leído muchos clásicos pero te gustaría?
Me gustaría leer más clásicos que tengan plasmado el folclore de Europa del Este. También quisiera conocer más del Medio Oriente.

3. ¿Qué libro actual crees que será un clásico en 100 años?
El murmullo de las abejas de Sofia Segovia—que aún estoy leyendo— tiene elementos que pueden convertirlo en un clásico latinoamericano o mexicano. Espero no equivocarme cuando lo termine.
9781101912492.jpg

4. ¿Último clásico que has leído?
Un clásico maravilloso: Noches Blancas de Dostoievski.

5. ¿Primer clásico que leíste?
 El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, duré mucho tiempo obsesionada con la filosofía del libro.

6. Portadas preferidas
La colección de clásicos de Barnes and Noble. Son de ensueño. No puedo creer que exista algo tan precioso en la vida. También, las de Valdemar de los maestros del terror.

tumblr_ljdnn1v2kw1qdo62to1_500.jpg

pozopendulonarrathpl.jpg

 

7. ¿Qué autor clásico te gustaría que hubiese escrito más libros?
 Mary Shelley, quisiera en algún punto conocer más sobre ella. Me interesa mucho esta mujer. 

8. ¿Clásico que menos te gusta?
Matar un ruiseñor, Harper Lee. Algo pasa entre este libro y yo. Aunque lo definiría como el clásico que menos me atrapa.

715VLP6M-OL.jpg

9. ¿Clásico traducido favorito?
Cuentos completos de Edgar Allan Poe, traducido por Julio Cortázar. Cortázar refleja el amor hacia las letras y al trabajo de Poe. 

10. ¿Clásico moderno preferido?
El Aleph de Jorge Luis Borges, leerlo fue un reto para mí; ya que me pareció denso. Fue fascinante leer sobre cómo Borges abordaba el misticismo en sus cuentos. Y creo que cumple con el aspecto más importante del clásico: la lectura meditada y la re-lectura necesaria.

download-1.jpg

11. ¿Lugares clásicos favoritos que te gustaría visitar?
Me gustaría muchísimo visitar Irlanda; cuna de tantas obras literarias. 

Dunguaire-Castle.jpg

12. ¿Primer clásico que recomendarías a un niño?
Recomendaría las ediciones de clásicos con ilustraciones llamativas que los puedan atrapar, incluso adaptaciones y novelas gráficas como la de Olivia Vieweg. Las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain, me parece una obra perfecta para este fin.

9788415979265.jpg


13. ¿Clásico que crees que tiene un título erróneo y cómo lo retitularías?
Diría Las Mil y una Noches, porque suena muy sexual pero como no lo he leído, mejor no opino. No se me ocurre alguno por ahora.

14. ¿Clásico que recomendarías a todo el mundo?
La Metamorfosis de Kafka. En esta novela, que además es muy corta, el autor logra cuestionarnos nuestra existencia. El libro refleja su pesimismo y es fácil identificarse con esa atmósfera dramática del personaje principal.

9788420651361.

Otro clásico que recomendaría sin duda es Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez, creo que el autor maneja sentimientos realistas dentro de ese realismo mágico que se desangra en la historia. Y el concepto de muerte y maldición que ronda al ser humano.

cienaños

 

 

 

Lady Masacre – Mario Mendoza

20604176_10155547271312521_7762304581397079254_n
Título: Lady Masacre
Autor: Mario Mendoza
Editorial: Planeta
Número de páginas: 254
Género: Novela Policíaca

La historia de Frank Molina comienza siendo desgarradora. Es un hombre que pierde su trabajo de periodista a causa de su adicción al alcohol y que después de hacer un curso express, se convierte en detective y se sumerge en un Bogotá algo oscuro, misterioso y corrupto. Obviamente tiene esos recursos que parecen interesantes. Este libro fue una recomendación que me hicieron en Colombia. Me encantó la idea de leer una novela negra ambientada en aquel Bogotá helado, lluvioso, fantasmal… que bien sabe cómo robarte el aliento. La primera cara que le muestra Colombia al turista,—siempre con prisa— se cuenta a medias, por eso creo que una manera efectiva de acercarse a una ciudad, es leyéndola. Pensé que en este libro podría fantasear con esas calles que realmente no pude conocer. El libro no se enfoca en describir a la ciudad (culpa de mis expectativas) sino a las personas, y la ciudad nos sirve como lienzo y decoración para adentrarnos en la historia.  El libro se divide en tres partes, Las voces de los muertos, El corazón de las tinieblas y Lady Masacre. 

17522558_10155119928422521_3188093269871767533_n.jpg
Lo que sucede con este personaje, Frank Molina, es que hay un detalle, la bipolaridad, que justifica sus acciones pero que para mí, como lectora, no fue válido. O por lo menos no me gustó la manera en que el autor lo explica.

Los personajes enfrascados en un mundo bajo, en contacto con seres sin escrúpulos, bajo mi punto de vista, no siempre tienen que tener una justificación para actuar de la manera en que lo hacen y menos que esta se grite a los cuatro vientos. No es sólo que la trama de Lady Masacre sea predecible, es que el autor se encarga de reafirmarte lo que ya habías pensado.

Y aún así, con su justificación para el personaje, me parece que no dice mucho sobre sí mismo. Siento a Molina vacío, como un personaje sin carisma suficiente siquiera para ser derrotista. Y no es que Mendoza decepcione en cuanto a los requisitos del género; es que le falta algo, quizá ser más descriptivo en su narración. Es como si las palabras del autor no lograran tocar a fondo al personaje. El empeño de mostrar al detective como un hombre derruido e inestable, creo que falla más de dos veces. Por el lado de los antagonistas, creo que el escritor tiene que escoger si contar la historia de los maleantes o dejarte imaginarla.

La segunda parte fue demasiado lejos con el rollo esotérico New Age que me pareció abrumador, con la insistente manera de Mendoza, de dictarle al lector casi lo que tiene que pensar; no fue mucho de mi agrado. Y es que, normalmente los alienígenas (¿alienígenas? sí) son interesantes para mí, pero aquí, cuando se mencionan me parecieron de lo más aburrido. Al final, Mendoza tiene una carta muy fácil de mostrar: es que el tipo alucina, se encarga de decírtelo.

Intenté, de verdad. No quise adentrarme a la lectura con prejuicios. Jamás he sido ese tipo de lectora. A lo mejor, la manera de plantear la historia no capto mi atención. Sentí muy pronto que iba a ser una novela que dificilmente me iba a complacer. Así que esto convierte a Mendoza en mi némesis literario, hasta que lea por casualidad, algo de él que me guste más.

Lo que me pareció interesante fueron los datos que lanza sobre la parapolítica colombiana; aquellos políticos a quiénes se les descubrieron nexos con el narcotráfico (2006). Al entender un poquito sobre lo que fue este hecho para Colombia, entendí el ambiente que el autor le dio a la novela, detalle que no me parece extraño ya que Mendoza es periodista. Se descubrieron a estos personajes teniendo pactos y acuerdos, que les beneficiaban en las elecciones a cambio de dinero perteneciente al Estado. Mendoza nos cuenta una historia familiar, la de la lucha constante contra la corrupción difícil de erradicar que se esparce como pulpo en todos los rubros, que corrompe y se multiplica. Y esto, me devolvió a México y a su situación actual. A la complicidad del narcotráfico y el estado. Esa conexión es la que me acerca más a los libros de colombianos, que de alguna manera buscan reflejar la situación del país y que se conectan con la realidad de América Latina. Entonces, esta parte reflejada en alguno de los personajes se convierte en el tema principal de la novela y los convierte en seres humanos hambrientos por lucrar y obtener beneficios momentáneos, es de lo más resclatable de la novela. Al fin y al cabo, no esta muy alejada de la realidad, ya que convivimos 24/7 con este tipo de seres.

El final, llega a rescatar un poco la novela. El personaje de Lady Masacre, se convierte en lo más facinante; tiene voz propia; está, para mi gusto, mejor construido que el resto. Lo que sucede es que, tiene muy poco protagonismo y sólo se le dedican, aproximadamente, unas veinte páginas. Se sabe de aquella mujer porque se ha hablado cansinamente de ella en la primera y segunda parte. Hay temas de los que no me gustaría hablar porque revelarían mucho de la novela, pero que ella plantea y que suenan convincentes, frescos, debatibles. Hay otros temas parecidos que se tocan en las dos primeras partes, y escenas demasiado crudas que por alguna razón no me convencieron, me parecieron melodramáticas.

La novela es corta, fácil de leer y digerir. Algo que podría considerar para el momento. En ciertas partes, la note como homenaje a los libros de detectives, a la literatura pulp y en ese sentido fue muy agradable, a lo mejor la idea iba por ese lado y yo me lo tomé demasiado serio. No es que espere siempre relacionarme con los personajes pero creo, que casi no logre sentir empatía por Frank Molina y su enfermedad, aunque el sólo hecho de saber que una persona se pierde en su propia realidad despierta emociones.

La recomiendo si quieres algo que te entretenga un fin de semana y que te informe sobre lo que puede sentir un maníaco-depresivo. En este tema, se expande mucho el autor en mostrarte la vida desde ese punto de vista. Creo que a ese hecho se deben muchas de las situaciónes dramáticas del libro y te hace reflexionar en cuanto a esas personas y lo difícil que debe de ser para ellos, tratar de conectar con el mundo.

Espero que Mario Mendoza no te saque canas púrpuras.

20773254_10155557915002521_745260041_o