Lady Masacre – Mario Mendoza

20604176_10155547271312521_7762304581397079254_n
Título: Lady Masacre
Autor: Mario Mendoza
Editorial: Planeta
Número de páginas: 254
Género: Novela Policíaca

La historia de Frank Molina comienza siendo desgarradora. Es un hombre que pierde su trabajo de periodista a causa de su adicción al alcohol y que después de hacer un curso express, se convierte en detective y se sumerge en un Bogotá algo oscuro, misterioso y corrupto. Obviamente tiene esos recursos que parecen interesantes. Este libro fue una recomendación que me hicieron en Colombia. Me encantó la idea de leer una novela negra ambientada en aquel Bogotá helado, lluvioso, fantasmal… que bien sabe cómo robarte el aliento. La primera cara que le muestra Colombia al turista,—siempre con prisa— se cuenta a medias, por eso creo que una manera efectiva de acercarse a una ciudad, es leyéndola. Pensé que en este libro podría fantasear con esas calles que realmente no pude conocer. El libro no se enfoca en describir a la ciudad (culpa de mis expectativas) sino a las personas, y la ciudad nos sirve como lienzo y decoración para adentrarnos en la historia.  El libro se divide en tres partes, Las voces de los muertos, El corazón de las tinieblas y Lady Masacre. 

17522558_10155119928422521_3188093269871767533_n.jpg
Lo que sucede con este personaje, Frank Molina, es que hay un detalle, la bipolaridad, que justifica sus acciones pero que para mí, como lectora, no fue válido. O por lo menos no me gustó la manera en que el autor lo explica.

Los personajes enfrascados en un mundo bajo, en contacto con seres sin escrúpulos, bajo mi punto de vista, no siempre tienen que tener una justificación para actuar de la manera en que lo hacen y menos que esta se grite a los cuatro vientos. No es sólo que la trama de Lady Masacre sea predecible, es que el autor se encarga de reafirmarte lo que ya habías pensado.

Y aún así, con su justificación para el personaje, me parece que no dice mucho sobre sí mismo. Siento a Molina vacío, como un personaje sin carisma suficiente siquiera para ser derrotista. Y no es que Mendoza decepcione en cuanto a los requisitos del género; es que le falta algo, quizá ser más descriptivo en su narración. Es como si las palabras del autor no lograran tocar a fondo al personaje. El empeño de mostrar al detective como un hombre derruido e inestable, creo que falla más de dos veces. Por el lado de los antagonistas, creo que el escritor tiene que escoger si contar la historia de los maleantes o dejarte imaginarla.

La segunda parte fue demasiado lejos con el rollo esotérico New Age que me pareció abrumador, con la insistente manera de Mendoza, de dictarle al lector casi lo que tiene que pensar; no fue mucho de mi agrado. Y es que, normalmente los alienígenas (¿alienígenas? sí) son interesantes para mí, pero aquí, cuando se mencionan me parecieron de lo más aburrido. Al final, Mendoza tiene una carta muy fácil de mostrar: es que el tipo alucina, se encarga de decírtelo.

Intenté, de verdad. No quise adentrarme a la lectura con prejuicios. Jamás he sido ese tipo de lectora. A lo mejor, la manera de plantear la historia no capto mi atención. Sentí muy pronto que iba a ser una novela que dificilmente me iba a complacer. Así que esto convierte a Mendoza en mi némesis literario, hasta que lea por casualidad, algo de él que me guste más.

Lo que me pareció interesante fueron los datos que lanza sobre la parapolítica colombiana; aquellos políticos a quiénes se les descubrieron nexos con el narcotráfico (2006). Al entender un poquito sobre lo que fue este hecho para Colombia, entendí el ambiente que el autor le dio a la novela, detalle que no me parece extraño ya que Mendoza es periodista. Se descubrieron a estos personajes teniendo pactos y acuerdos, que les beneficiaban en las elecciones a cambio de dinero perteneciente al Estado. Mendoza nos cuenta una historia familiar, la de la lucha constante contra la corrupción difícil de erradicar que se esparce como pulpo en todos los rubros, que corrompe y se multiplica. Y esto, me devolvió a México y a su situación actual. A la complicidad del narcotráfico y el estado. Esa conexión es la que me acerca más a los libros de colombianos, que de alguna manera buscan reflejar la situación del país y que se conectan con la realidad de América Latina. Entonces, esta parte reflejada en alguno de los personajes se convierte en el tema principal de la novela y los convierte en seres humanos hambrientos por lucrar y obtener beneficios momentáneos, es de lo más resclatable de la novela. Al fin y al cabo, no esta muy alejada de la realidad, ya que convivimos 24/7 con este tipo de seres.

El final, llega a rescatar un poco la novela. El personaje de Lady Masacre, se convierte en lo más facinante; tiene voz propia; está, para mi gusto, mejor construido que el resto. Lo que sucede es que, tiene muy poco protagonismo y sólo se le dedican, aproximadamente, unas veinte páginas. Se sabe de aquella mujer porque se ha hablado cansinamente de ella en la primera y segunda parte. Hay temas de los que no me gustaría hablar porque revelarían mucho de la novela, pero que ella plantea y que suenan convincentes, frescos, debatibles. Hay otros temas parecidos que se tocan en las dos primeras partes, y escenas demasiado crudas que por alguna razón no me convencieron, me parecieron melodramáticas.

La novela es corta, fácil de leer y digerir. Algo que podría considerar para el momento. En ciertas partes, la note como homenaje a los libros de detectives, a la literatura pulp y en ese sentido fue muy agradable, a lo mejor la idea iba por ese lado y yo me lo tomé demasiado serio. No es que espere siempre relacionarme con los personajes pero creo, que casi no logre sentir empatía por Frank Molina y su enfermedad, aunque el sólo hecho de saber que una persona se pierde en su propia realidad despierta emociones.

La recomiendo si quieres algo que te entretenga un fin de semana y que te informe sobre lo que puede sentir un maníaco-depresivo. En este tema, se expande mucho el autor en mostrarte la vida desde ese punto de vista. Creo que a ese hecho se deben muchas de las situaciónes dramáticas del libro y te hace reflexionar en cuanto a esas personas y lo difícil que debe de ser para ellos, tratar de conectar con el mundo.

Espero que Mario Mendoza no te saque canas púrpuras.

20773254_10155557915002521_745260041_o

Monster (Monsutā) – Naoki Urasawa

815xJbtOVfL

Las (a veces) desventajas de leer manga:
Después de varias horas de diversión leyendo este manga, por fin puedo escribir sobre él. Leer 9 volúmenes, no es para nada fácil: hay que prepararse mentalmente, sacar tu nivel de nerdismo que en algún lado debe de estar, en algún lado muy escondido porque he de confesar, que desde que salí de la secundaría y empecé a socializar con otro tipo de libros, el manga y el anime parecen ser gustos culposos para mí y me encuentro más de una vez balbuceando maldiciones para los mangakas y riéndome del fanservice dirigido para hombres en el anime (hey, ya sé que también existe el femenino *Free!*, pero el masculino abunda y no lo podemos negar). Este sentimiento es parecido al que tuve hace tiempo, en una de mis etapas oscuras, en la que me la pasaba viendo dramas coreanos, terminé con el cabello enmarañado, con veinte gatos y con una dieta que se basaba practicamente en una masa de arroz, en un intento fallido de imitar las comidas que veía. Tengo que confesar que soy demasiado débil, lo bueno es que esa etapa terminó y espero que no vuelva pronto. Sin remedio, el manga esta ahí, palpitante… me gusta, no puedo, ni quiero negarlo. Y tampoco me pude resistir a la maravilla que es este manga, la ventaja radica en en el nivel de adicción y emoción que crea. Este hecho facilita las horas invertidas y si no hubiera sido porque tengo que ser funcional en la sociedad lo habría terminado más pronto; la historia se pasa volando. La manera de hilar la trama me parece, desde mi experiencia, muy inusual en el género.

Lo primero que destacaría del manga es el toque de realidad que Urasawa le da a sus personajes, a pesar de que las deducciones resultan obvias y los personajes gustan de muchos soliloquios, faramalla de la que peca a veces el género, cuando se trata de misterio.

Realmente los personajes tienen una vida individual. Una de las características es la suerte de intriga que te va creando, al principio soltada en pequeñas dosis y después, de manera brutal y cuando menos lo esperas, explota y llega a puntos inimaginables; habían noches en las que me despertaba sólo para leer un poco más. El personaje estrella de la historia, con el tiempo, se vuelve atrayente y más complejo de lo que aparenta en primera instancia.

Pero, ¿de qué trata el manga?
Seguimos la historia de un neurocirujano japonés llamado Kenzô Tenma. Este personaje se muda a DüsseldorfAlemania, con aspiraciones para su carrera y consigue trabajo en el Memorial Eisler, uno de los mejores hospitales del país. Para lograr una posición respetable tiene que ceder muchos de sus logros al director del hospital, siguiéndole fielmente, hasta que un día llega un niño herido a muerte llamado Johan, quien le cuestiona su realidad dentro del hospital. Tenma decide atenderle a él, en lugar de a un poderoso político que tiene influencias en el hospital y de esa manera termina por salvarle la vida al niño. Este hecho cambia las aspiraciones de Tenma y le hace replantearse las razones por las cuales se convirtió en doctor. Días después, el niño desaparece y con esto comienza una serie de asesinatos y misterios con las mismas características, que años después, cuando Tenma consigue la posición de director del hospital, lo embarcan por toda Alemania hacia la búsqueda del niño y del asesino en serie; varias situaciones lo hacen creer que ambos están sumamente relacionados. Contar más sobre el manga sería echar a perder unas buenas tardes de lecturas.

Planteamiento: 
El primer planteamiento que surge con el manga es el cuestionamiento acerca de la importancia de la vida, ¿la importancia de la vida depende del grado y jerarquía que se desempeñe en la sociedad? Ese aspecto hace que el protagonista se desarrolle bastante y que se convierta en una especie de salvador de almas desprotegidas. Al principio, ese salto de ser un doctor cualquiera que no sabe hacia dónde dirigirse y de pronto, tener todo un dilema ético que amenaza con acabar con su carrera, me pareció muy precipitado. Para mi sorpresa, después el personaje es firme en sus pensamientos y deja de ser víctima de las circunstancias. El personaje se enfrenta a un mundo injusto en el que se tendrá que mezclar incluso con criminales o con personajes fuera de la ley para poder subsistir.

La Alemania de Monster:
Que la locación sea Alemania también ayudó mucho a mantener mi interés por la interacción con nativos y las personalidades de éstos, y por frases en alemán que añaden misterio, como esta:

Mein Lieber Dr. Tenma, sehen Sie mich! Sehen Sie mich! Das Monstrum in meinem Selbst ist so groß geworden! (My dear, Dr tenma. Look at me!  Look at me! The monster inside me has already grown this large).

La historia está localizada en la Alemania de 1986. El ambiente de tensión y de dudas se puede percibir en el manga y parte de la trama, señala y da enfásis a los estragos de la guerra. Los gemelos Johan y Anna Liebert, son el producto de una pareja de refugiados. La Guerra Fría y La República Democrática Alemana dejan huella en forma de un orfanato, que sirve como el lugar de procedencia de los gemelos. Este tema me pareció muy importante y me hizo entender un poco el cerebro de Johan; siento que le da a la historia un contexto real y convincente. El detalle le añade diversidad a la existencia psicológica de Johan. Aparte de tocar temas tan controversiales como lo han sido los experimentos y ensayos clínicos sin el consentimiento de los pacientes en los orfanatos de la RDA. Estos detalles ponen los pelos de punta.

Los personajes:
El manga tiene bastantes personajes y todos tienen su tiempo para ser presentados, dotados de diferentes grados de complejidad e incluso los que son momentáneos parecen bien diseñados.

El inspector Lunge, un detective que siempre está persiguiendo a Tenma, es un personaje que llama bastante la atención, su incisividad llega a sitios inimaginables y su obsesión es muy drámatica, más de una vez quise darle un par de cachetadas porque me hartaba.

Johan Liebheart, es un antagonista de lo más interesante. Como comentaba, creo que es el personaje más justificado de todos, y que añade una sabrosa pizca de terror psicológico a la historia. El ambiente, los personajes y el recurso de suspenso, que usa el autor hacen una combinación agradable. Así pues, Urasawa nos va desliando una historia prometedora de inicio a fin. Me encontré con más de una pregunta rondando en la cabeza y se vuelve fascinante tratar de solucionar el embrollo que Naoki Urasawa va creando para ti.

Y el terror…
Existe en la imagen que han creado del monstruo. Te permite imaginar esta historia llevada al cine, como una propuesta original, más allá de los Jump Scare de los que transgrede el cine de terror actual. Espero con dedos cruzados que el maravilloso cineasta mexicano Guillermo del Toro, pueda llevar a buen puerto la adaptación de esta obra de arte, si es que todavía se está cocinando. Gracias a él y a la confianza que le tengo a todo lo que toca, me decidí a leer un manga tan extenso. Esperamos que sea una realidad y que podamos pronto ver materializada semejante historia.

Finalmente, no me queda más que recomendar este manga, es perfecto para ti si gustas de historias de misterio, que te planteen preguntas filosóficas, en donde los personajes estén bien perfilados. Ahora, con mucho entusiasmo y con permiso ganado, voy a ver los 75 episodios del anime. 🙂

¡Listo! Ya está en línea y para descargar la edición 39 de Penumbria, edición dedicada a los monstruos clásicos. Con una interesante selección de cuentos de autores de todo el mundo.
Los invito a darle un arañazo a «El monstruo del río», un cuento mío que Penumbria seleccionó inspirado en una de mis lecturas favoritas de este año, Frankenstein de Mary Shelley.  ¡Besitos con musgo!  🙂

 

 

¡El Book Tag Definitivo!

1- ¿Te mareas leyendo en coche?
No me representa ningún problema. Lo malo es que me entretengo con el paisaje o las conversaciones y dejo el libro a medias.

 

2- ¿Qué autor tiene un estilo único para ti y por qué?
Gabriel García Márquez, me parece un autor comprometido con reflejar la realidad de una manera espectacular, narrando hechos desde la cotidianidad.
3- ¿Harry Potter o Crepúsculo?

 Obviamente Harry Potter. 🙂

4- ¿Sueles llevar mochila? ¿Qué hay en ella, además de libros?
Casi siempre suelo llevar bolso, aunque creo que la mochila es más útil. Suelo llevar lo mismo que todas las mujeres; cosas innecesarias por si las dudas. Además, siempre llevo plumas de todos los colores y por lo menos un cuaderno pequeño.

 

5- ¿Sueles oler tus libros?

 Siempre. ¿Algún lector no lo hace?

6- ¿Libros con o sin ilustraciones?
Depende. Normalmente leo novelas sin ilustraciones, pero siempre estoy leyendo algún manga o un cuento ilustrado para niños, así que, casi siempre están presentes.
7- Un libro que te encantó al leerlo y que después descubriste que no te gustaba tanto.
Casi no me pasa, si no me gusta lo dejo de leer y si me encantó en su momento, probablemente, guardaré un buen recuerdo del libro. 

 
8- ¿Tienes alguna historia divertida sobre algún libro de tu infancia?
En mi infancia sólo leía las cajitas de cereal. Ashí que no.

Algo así:
72d3277a98e8b483e2eeaefa2efc8be8-d49vqc5.jpg
 9- ¿Libro más finito en tu estantería?

Aura de Carlos Fuentes. Es tan pequeño que por ahí anda perdido en mi librero.

 

 
10- ¿Libro más gordo en tu estantería?

El Gran Libro de la Mitología de Carolina Aquino o una selección de textos de Dostoievski.

19894458_10155457674917521_1094683370_n.jpg

19873741_10155457676867521_1511685172_n.jpg

11- ¿Escribes? ¿Te ves como escritor/a en el futuro? 

Me gusta escribir y estoy aprendiendo a expresarme por escrito. En ese sentido, siento que me falta un mundo para recorrer. Toda mi vida he puesto lo que siento en un papel o creado historias que me hacían sentir mejor, incluso, antes de convertirme en lectora. Espero, en un futuro, reunir los conocimientos necesarios para publicar.

Ayer me comunicaron que uno de mis cuentos de terror fue seleccionado para ser parte de la trigésima novena edición de Penumbria (para su edición de julio sobre los Monstruos Clásicos) una revista mexicana dedicada al terror y a la fantasía, así que salto de alegría de tener la oportunidad de ser parte de un proyecto tan interesante, inteligente y seductor. Si te gusta el terror, ¡atrévete a cruzar el pantano!

20228401_1358299594277845_1257907934574402735_n.jpg 


12- ¿Cuándo empezaste a leer? 

En mi adolescencia, como a los dieciséis años.

 

13- ¿Clásico preferido? 
 

El conde de Montecristo.jpg

Simplemente lo amo.

14. ¿En el colegio se te daban bien las clases de arte, lengua, literatura? 
Son las únicas que me interesaban, junto con las de historia y geografía; otra cosa es que se me dieran bien.
15. Si alguien te regala un libro que ya has leído y que odiaste… ¿qué harías?
Si lo odié, probablemente esa persona lo sabría. De todas maneras no soy grosera; lo guardaría con mucho cariño en algún rincón oscuro, muy oscuro de mi biblioteca…
 
16. ¿Qué saga conoces similar a LJDH o a HP que sea muy poco conocida? 

Es muy conocida, pero menos que Harry Potter. Percy Jackson y los dioses del Olimpo, una saga juvenil que despega con una premisa similar a HP, un chico que un día despierta y descubre que hay un mundo fantástico y atractivo ahí fuera y que él es muy importante en él.

percy-jackson-collection.jpg
 
17- Un mal hábito a la hora de grabar, además de irte por las ramas. 

No grabo nadita. 🙂

 
18- ¿Cuál es tu palabra preferida? 

Por el momento: esperar.

 
19- ¿Te consideras nerd, dork, o dweeb? 
Tengo mis obsesiones, pero no me consideraría… ¿qué diablos son las últimas dos?
 20- ¿Vampiros o hadas? ¿Por qué? 

Amo a los estúpidos y sensuales vampiros. Desde la imagen salvaje de estos seres demoníacos hasta su romantización (con excepción a los vampiros de Meyer, claro). Los seres feéricos, me gustan mucho, pero a un nivel inferior a los vampis.

 
21- ¿Shapeshifters o ángeles? ¿Por qué?
Los Shapeshifters son más interesantes. Nunca me han gustado los ángeles o no he leído
nada interesante (que no sea la biblia, ahí sí se la rifan) relacionado a estos seres.
 22- ¿Fantasmas u hombres lobo? ¿Por qué?
Los fantasmas. Son fascinantes, casi siempre se les quiere imponer una razón a su existencia (¿o no existencia?). Me llama la atención lo que se forma alrededor de la “aparición” de un ente, un espectro o un alma penante; las especulaciones, las leyendas y supersticiones que surgen alrededor de estos fenómenos. El Hombre Lobo me parece una imagen más brusca, si se le compara.


23- ¿Zombies o vampiros? ¿Por qué? 

Vampiros SOBRETODO, aunque los Zombies me gustan mucho también. No sé que pasa con los vampiros, me parecen seres hipnotizantes y cautivadores. Siento que dentro de la literatura y la mitología se les ha dado más importancia y una razón de ser detrás de ellos; todo un sistema de vida.
24- ¿Triángulo amoroso o amor prohibido? 
Triángulo amoroso.

Teoría King Kong – Virginie Despentes

1_0

 

Título: Teoría King Kong
Autora: Virginie Despentes
Número de páginas: 126
Editorial: Melusina  

«Escribo desde la fealdad, y para las feas, las viejas, las camioneras, las frígidas, las mal folladas, las infollables, las histéricas, las taradas, todas las excluidas del gran mercado de la buena chica. Y empiezo por aquí para que las cosas queden claras: no me disculpo de nada, ni vengo a quejarme. No cambiaría mi lugar por ningún otro, porque ser Virginie Despentes me parece un asunto más interesante que ningún otro».

De Despentes no había escuchado nada. Resulta que es una escritora francesa conocida por Teoría King Kong, y por su película Baise-moi  basada en la novela Fóllame— de su autoría la cual fue censurada en varios países debido a su contenido sexual y violento. Con sólo ver el título del libro y la portada me empecé a preguntar sobre esa teoría y sin oponerme empecé con la lectura que de entrada prometía desorden.

Teoría King Kong, es un libro breve dividido en 7 cápitulos cortos, vestidos de un lenguaje crudo y agresivo. Me encontré con capítulos reflexivos, sobre la situación de la mujer en la sociedad, sus roles, sus actos, sus reacciones. Cada uno empieza con una cita de alguna escritora que nos introduce y despierta como un shot de café bien cargado. Virginie Despentes aborda los temas desde un punto de vista autobiográfico, la autora jamás te hablará de una situación que no haya vivido; fue violada, trabajó como prostituta, dirigió una película sobre violación, de esa manera en los primeros capítulos te da la bienvenida a un mundo de rebeldía, ideología y pensamientos.

Es un libro que incomoda pues la autora toca temas que hacen reflexionar, que te mueven de lugar, sin embargo, si de algo peca el libro es de ser meramente autobiográfico y de abordar los temas desde ese punto, creo que se queda corta la autora al hablar sobre prostitución como si todas las mujeres entraran a ese mundo por la misma razón; esas características me hicieron, más de una vez, chocar con sus pensamientos. Nos habla de la pornografía como un género cinematográfico más y de tabúes que al no ser discutidos abiertamente nos impiden conocernos como individuos. El claro manifiesto feminista de Despentes puede parecer en partes absolutista y difícil de tragar. Ella habla justamente de llamar a las cosas por su nombre y de no endulzar las palabras para agradar a los demás.

Hay párrafos increíbles que impactan bastante y que sirven para adentrarte al estudio del papel de la mujer en la sociedad. Evidentemente, su lectura me ha hecho reflexionar sobre el significado de las palabras o de actos tan comunes como el coqueteo y a aceptar los matices en las personalidades de las mujeres, a respetar y no juzgar el derecho a la elección.

El capítulo de la violación es realista e interesante porque coloca un puente hacia la mente de una mujer que vivió la situación, lo que vino después, el trato de la sociedad, etc.  Lo que más me llama la atención es su autoanálisis después de la violación y cómo se sorprende a sí misma reaccionando de una manera que no concuerda con su estilo de vida basado en la cultura del punk.

Recomendable si quieres una lectura directa que te saque de tu zona de confort, que haga ruido, que incomode y que transforme, que puedas leer sin instrucciones introductorias, así descuidada al igual que una canción de punk.


«Me parece formidable que haya también mujeres a las que les guste seducir, que sepan seducir, y otras que sepan casarse, que haya mujeres que huelan a sexo y otras a la merienda de los niños que salen del colegio. Formidable que las haya muy dulces, otras contentas en su feminidad, que las haya jóvenes, muy guapas, otras coquetas y radiantes. Francamente, me alegro por todas a las que les convienen las cosas tal y como son. Lo digo sin la menor ironía. Simplemente, yo no formo parte de ellas. Seguramente yo no escribiría lo que escribo si fuera guapa, tan guapa como para cambiar la actitud de todos los hombres con los que me cruzo. Yo hablo como proletaria de la feminidad: desde aquí hablé hasta ahora y desde aquí vuelvo a empezar hoy ».

ccca5d5ab393a1d2b95cdf24b8ca74db

Cuéntame Reto :)

Husmeando por el blog Sueños de Colchón (www.suenosdecolchon.com), me encontré con éste maravilloso reto creado por la autora. Me parece una propuesta buenísima y sin duda quise unirme. El reto consiste en leer cuentos variados e irlos anotando. Creo que el reto se puede cumplir en un período razonable de tiempo.

-3 cuentos clásicos.
– 3 cuentos escritos por alguien de tu país.
*Un hombre común – Cristina Rascón Castro

*El mal de Sequilio – José Juan Aboyta Zaragoza
– 3 cuentos de crítica social.
– 3 microcuentos:
*Una pequeña fábula, Franz Kafka.
*Cuento de horror, Juan José Arreola.
*
Amor 77, Julio Cortázar.
– 3 cuentos de más de 80 páginas.
-2 cuentos de QUEER O LGBTT.
-2 cuentos feministas.
– 2 cuentos de terror:
*La mujer que camina para atrás, Alberto Chimal.
-2 cuentos creados por amigos.
-2 cuentos infantiles.

 

cuc3a9ntamereto.jpg

El horror de Dunwich- H.P. Lovecraft

48403756

 
Título: El Horror de Dunwich
Autor: Howard Phillips Lovecraft
Páginas: 96
Editorial: Alianza Cien
Género: Terror

 
El relato empieza describiéndonos a la familia Whateley.  Cómo despiertan miedo y curiosidad a los habitantes de Dunwich, un pueblo imaginario al que el autor da vida de una manera mágica; creando una atmósfera horripilante. La historia se enfoca en contarnos la vida de  Wilbur Whateley hijo único de Liviana Whateley. Wilbur Whateley, es un ser diferente y monstruoso. La gente del pueblo se pregunta de dónde salió y si es producto de algún ser maligno pues la familia tiene fama de estar ligada a la brujería, además de que nace de una manera tosca y no tienen idea de quién es el padre. Wilbur es un amante de la lectura, profiere conjuros en otros idiomas y quiere invocar un conjuro del Necronomicón que destruirá a la humanidad. Es tan breve el relato  que en una sentada lo descubres. Lovecraft no tarda mucho en darnos la idea y en confesarnos que el ser viene de una estirpe infrahumana.

El horror de Dunwich, es un relato que me mantuvo despierta; estimuló mis sentidos, sobre todo el del olfato, y me llenó de sensaciones de terror en cada línea, es perfecto para leer al anochecer. El autor le da vida de una manera mágica un pueblo imaginario, protagonista del relato completo. Los sucesos muestran un horror fantástico, que rasga y estremece visiblemente. Lovecraft, como si de un mago de las letras se tratara, tiene la capacidad de helarme y de emitir ráfagas de terror que no olvido fácilmente. Los temas que toca rondan en mi cabeza y me parecen fascinantes; seres mitológicos, ocultismo, pueblos desolados.
Este relato forma parte de «Los mitos de Cthulhu» y tiene una edición ilustrada que se ve genial (yo leí la normalita).  Es una lectura amena, interesante, por el estilo tan cuidado y la manera de abordar el relato de terror, como un conjunto de sensaciones que atacan en el momento propicio y que dejan con ganas de más.

Aquí algunas ilustraciones de Santiago Caruso:


«Y como la imaginación es capaz de sugerir las más descabelladas suposiciones en cuanto a los seres invisibles se refiere, los hombres agrupados al pie de la montaña se apiñaron todavía más si cabe, y se echaron hacia atrás como si temiesen que fuera a alcanzarles un golpe fortuito».